Blog

El Orgullo LGTBIQ+ y la publicidad

El Orgullo LGTBIQ+ y la publicidad

Junio es el mes de la celebración y la reivindicación de la diversidad, el orgullo y, sobretodo, la libertad de amar a quien queramos y ser nosotros.

Somos muchos los que nos sumamos a la causa y compartimos los colores en muestra de apoyo o pertenencia al colectivo, aunque hoy en día nos deberíamos plantear si realmente las empresas adaptan sus logos o lanzan acciones exclusivas relacionadas con el orgullo para aportar su granito de arena a la causa o al final, sólo se queda en la visibilidad que ofrecen los colores.

Y es que los colores tienen la capacidad de transmitir emociones con una simple mirada, por lo que son el principal reclamo a la sociedad. A día de hoy, si nos encontramos con una publicación de Instagram en negro, apenas cabe en nuestras cabezas relacionarla con algo distinto al movimiento #blacklivesmatter.

Sí, el colorido alegra a cualquiera, pero, ¿de dónde viene esa combinación tan llamativa? La famosa bandera “arcoíris” compuesta de bandas o patrones que simulan las tonalidades de un arcoíris de verdad, tiene su origen mucho más atrás de lo que pensamos. Este tipo de banderas existen en muchísimas culturas en el mundo y representan la diversidad e inclusividad, además de esperanza y anhelo. Los colores básicos suelen ser el rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta, aunque dependiendo de su origen y significado incluyen tonalidades distintas.

Aunque la más conocida en el mundo es la bandera LGBT, que representa al orgullo, existen muchísimas más variantes de la misma como por ejemplo, la bandera de la paz tradicional de Italia originaria de 1961 o la que diseñó el mismo Meher Baba en 1924 ligada una tradición religiosa india.

La bandera del orgullo fue originariamente creada con 8 colores, que fueron simplificados a 6 para facilitar el proceso de producción. Excluyendo el color rosado y turquesa de la creatividad. Además de su simbolismo de una cultura y comunidad diversa e igualitaria, los colores fueron diseñados para representar la vida (rojo), la sanación (naranja), la luz del sol (amarillo), la naturaleza (verde), la serenidad o la armonía (azul) y el espíritu (morado). Los colores eliminados emanaban la sexualidad (rosado) y la magia o arte (turquesa).

Desde principios de este mes, estamos a la expectativa de la reacción de las marcas frente a la causa del Pride 2020. Una de las acciones más llamativas que nos proponen hasta ahora vienen de la mano de la marca Converse, famosa por sus deportivas de lona de diseño abotinado. Aprovechando esta ocasión Converse presenta su colección Pride 2020, inspirada en la bandera del orgullo “More Color, More Pride”.

 

El Orgullo LGTBIQ+ y la publicidad

 

La colección Chuck 70s y Chuck Taylor All Stars, las más exitosas de la firma, presentan la bandera del arcoíris y la expanden a incluir dos franjas más en representación a las comunidades negras y latinas: LGBTQIA+. Además de incluir artículos personalizables para que cada persona pueda plasmar su “propio yo”. Todas las opciones que se van a comercializar están inspiradas en banderas bisexuales, pansexuales, no binarias y transgénero.

 

El Orgullo LGTBIQ+ y la publicidad

 

Por lo tanto, la marca se ha involucrado de lleno y vestido sus prendas con los colores, ¿pero que hay de lo que comentábamos antes? ¿es sólo una forma de dar visibilidad? ¿aporta algo a la sociedad? Pues la respuesta, en este caso, es sí. La firma de los zapatos de tela, organizó unos talleres para personas de todo el mundo durante el pasado mes de febrero bajo la dirección de It Gets Better, Amber Hikes y la misma marca Converse, para trabajar la importancia de la representación y el hecho de aliarse a un movimiento social.

 

El Orgullo LGTBIQ+ y la publicidad

 

Sorry, the comment form is closed at this time.