Después de un año de muchos cambios, en Thelab hemos crecido tanto a nivel personal y profesional, pasando de ser un pequeño estudio a una agencia: nos hemos hecho mayores. Tenemos nuevos clientes, nuevas exigencias y mucha más experiencia.

Algunos de vosotros ya os habréis dado cuenta, pero hace poco hemos adaptado nuestro logo a las nuevas exigencias de la personalidad “thelaber”, optando por un diseño sencillo, actual y funcional.

Nuestra tipografía, una helvética, es la tipo más popular entre nuestros colegas de profesión y una de más amadas por (casi) todos. Destacamos la versatilidad de esta familia tipográfica, un concepto con el que nos sentimos muy identificados. Tenemos una variedad de clientes muuuuy diferentes entre ellos, lo que nos obliga a ser versátiles y adaptarnos a sus necesidades en cada momento. Además de la versatilidad, la helvética destaca por ser clara, sencilla y fácil de leer, algunos se atreven a decir que “la Helvética casi siempre funciona”.

Condensando las letras y diciendo ‘hola’ a las minúsculas, conseguimos dar personalidad a un logo que adquiere fuerza en su contexto y hace una oda a la sencillez y la practicidad en un mundo repleto de estímulos sobrecargados.

¿Qué os parece?

15 COSAS
Next Post

All rights reserved Salient.